Patrocinador
Oficial
Media
Partner

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 57 Edición 2009  > Diario del Festival > Chapuzón en el Velodromo
Diario del Festival » VELÓDROMO
Chapuzón en el Velodromo
Oceanworld
Viernes, 25 de septiembre de 2009

Oceanworld es el primer largometraje documental totalmente rodado en Digital 3D. Este filme se presenta hoy en el Festival y conduce a los espectadores a lo largode un emocionante viaje por las profundidades del océano. Guiados por una tortuga, a la que pone voz Belén Rueda, muestra algunas de las escenas más espectaculares e inolvidables de la vida submarina.

Ayer, Jean-Jacques Mantello, uno de los dos directores de la película, presentó su trabajo en un marco poco habitual: en el improvisado estudio del programa “Reserva Natural” de RNE en el Aquarium de Donostia. El último trabajo de los hermanos Jean-Jacques y François Mantello —ambos directores— cuenta con unas cifras impresionantes: siete años de producción entre 2001 y 2008, 1.500 horas bajo el agua y 200 horas de material seleccionado para montaje. Fueron necesarias 26 expediciones para completar el guión,explica Jean-Jacques: “Muchos de los animales que vemos están en peligro de extinción o próximos a estarlo, por lo que ha habido dos dificultades, por un lado, encontrarlos y, por otro, que las aguas en las que estaban fuesen propicias para rodar”.

Innovando en 3D
Los hermanos Mantello son verdaderos especialistas e innovadores en la tecnología del 3D. En 1991 produjeron su primer cortometraje submarino en 3D y, cuatro años después, fueron pioneros en producir películas estereoscópicas para parques temáticos.Después llegaron los filmes en IMAX® 3D: Ocean Wonderland (2003), Sharks (2005), Dolphins and Whales (2008) y Oceanworld en 2009.

En palabras de Jean-Jacques, esta última película es especial porque van a llevar “a espectadores de todo el mundo bajo el mar”. El director añadió: “El comandante Cousteau decía que solamente somos capaces de proteger lo que amamos y que sólo podemos amar lo que conocemos. El 3D hace que la sensación de estar sumergiéndose bajo el agua sea muy real y, de esta forma, la gente lo conocerá, lo amará y lo protegerá”.

Sin embargo, no todo fue tan maravilloso como el resultado final. Cuando comenzaron con el proyecto “la tecnología necesaria existía de una forma muy primaria y tuvimos que inventar muchas de las herramientas que hemos utilizado”, expuso Mantello. Ahora, el resultado del esfuerzo es palpable, o casi: “La gente, especialmente los niños, cuando ven la película levantan los brazos intentando tocar los peces que nadan en el agua”.

Itziar Otegi

 

Patrocinador Oficial
Media Partner
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones