tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 60 Edición 2012  > Diario del Festival > Club de fútbol, prostíbulo y capilla
Club de fútbol, prostíbulo y capilla
LA BELLA VISTA
Viernes, 28 de Septiembre de 2012

Bella Vista es el nombre de un equipo de fútbol de Durazno, una ciudad de 20.000 habitantes al norte de Montevideo. Con el tiempo, la sede del club pasó a ser un burdel de travestis y finalmente fue convertida en iglesia. Aunque parece un rocambolesco guion de novela, la realizadora uruguaya Alicia Cano se encontró con esta historia real en un diario de su país.

“Un prostíbulo es ahora lugar de rezos. Vecinos estaban hartos de tantos gritos y decidieron hacer de la casa de citas la casa de dios”, recuerda que decía la noticia, “y me recorrí 200 kilómetros y para ver si la historia era cierta”.

A Alicia Cano (Salto, 1982), formada en Montevideo e Italia y especialista en documentales, la historia pronto se le hizo familiar: “También en nuestra ciudad los lugares donde ir a descargar la fantasía y las pasiones se reducen a la iglesia, al fútbol y al prostíbulo, y me interesó cómo estas tres instituciones peleaban por el mismo lugar, nada menos que una casita con un techo de chapa”.

Durante un año, la realizadora investigó el tema y trabajó con los protagonistas antes de escribir la historia. “Me cautivaron los personajes y pudimos generar confianza con ellos, sin ocultar que yo iba a contar todas las voces de la historia”. Sus mejores aliadas fueron –relata– el grupo de travestis, “con las que tuve más empatía y que sabía que iban a asumir la responsabilidad del rodaje. Ninguno de los actores es profesional y son ellos mismos contando su propia vida, pero participaron intensamente en el rodaje de tres semanas”. Alicia Cano recuerda especialmente el estreno del documental en Durazno: “Se hizo una proyección en la plaza principal y fueron 3.000 personas con sus sillas. Las travestis fueron con sus mejores ropas y, en lugar de esconderse como hacen durante el día, esa noche fueron las figuras. Lo más fuerte fue cuando vino la anciana de la iglesia a disculparse con ellas, que no sabía su realidad, y en el diario local por primera vez les hicieron una entrevista”.

PILI.YOLDI

 
La realizadora uruguaya Alicia Cano. (Iñigo Ibáñez)
La realizadora uruguaya Alicia Cano. (Iñigo Ibáñez)

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar