Patrocinador
Oficial
Media
Partner

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 62 Edición 2014  > Diario del Festival > Jaquemet: «El cine que me gusta no tiene nada que ver con mi personalidad»
Diario del Festival » NUEV@S DIRECTOR@S
Jaquemet: «El cine que me gusta no tiene nada que ver con mi personalidad»
CHRIEG
Domingo, 21 de septiembre de 2014

Simon Jaquemet, director suizo de Chrieg, se describe a sí mismo como una persona tranquila y afable. Su forma de hablar sosegada lo demuestra. “Sin embargo, el cine que me gusta no tiene nada que ver con mi personalidad”, dice. Seguidor de autores como Haneke o Larry Clark, siente una atracción especial por las películas duras y difíciles de digerir. Por esta razón, el realizador no tiene ningún reparo en reconocer que el trabajo que ha venido a presentar al Festival “no es agradable de ver”.

Cuando un día leyó sobre unas granjas en Suiza donde envían a los jóvenes problemáticos para que se rehabiliten, el director se dejó guiar por su gusto cinematográfico y entendió que ese sería el tema ideal para su primera película. Así, en pleno proceso de escritura de guion, Jaquemet acudió a una de esas granjas y se encontró con una situación mucho mejor de lo que esperaba. “Había jóvenes de 15 años que simplemente estaban allí por fumar marihuana. Sinceramente, me pareció que eran sentencias demasiado duras”, cuenta el suizo. A pesar de ello, la granja que el director retrata en la película y a la que es enviado el protagonista del filme no tiene nada de bonito. Todo lo contrario. Allí, las personas que se supone se encargan de rehabilitar a los jóvenes han perdido el juicio y utilizan métodos inhumanos y extremadamente violentos. Curiosamente, es en ese mundo de violencia descontrolada donde el joven parece encontrar su sitio y sentirse cómodo.

Para contar esta historia el director ha utilizado aactores no profesionales, jóvenes de la calle con problemas muy similares a los que se describen en el filme. “El hecho de estar retratando sus propias historias vitales hizo que no fuera fácil para ellos”, afirma Jaquemet. Ytampoco les está resultando agradable ver la película. “Solo han visto algunas tomas y no consiguen hacerlo libremente. Enseguida se sienten avergonzados”, explica.

Jaquemet piensa que Suiza es un país que facilita la financiación de películas a los jóvenes cineastas, “siempre que tengas un buen guion, claro”. Gracias a eso, consiguió fondos de la oficina cultural Suiza y de otras instituciones de cultura de su país que se interesaron por el filme. Igualmente, el largometraje ha suscitado la atención del Festival que contactó con él hace unos meses para invitarlo a Donostia. “Me pareció genial la idea de venir: el País Vasco me me recuerda a Suiza pero con mar y éste es uno de mis festivales favoritos. Por eso ya había estado antes como espectador”. i.b.
 

Patrocinador Oficial
Media Partner
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones
Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar