Patrocinador
Oficial
Media
Partner

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 62 Edición 2014  > Diario del Festival > El cénit de lo emo
Diario del Festival » EASTERN PROMISES
El cénit de lo emo
SALA SOMOBÓJCÓW
Domingo, 21 de septiembre de 2014

La zozobra existencial y la angustia que rige la adolescencia es un tema muy propicio a la literatura por lo que tiene de inaprensible. El cine ha abordado ese entreacto tumultuoso entre el niño y el adulto en muchas ocasiones, con resultados desiguales y siempre, al menos cuando lo ha hecho con modos dramáticos, presentando dificultades para aproximarse al ojo del huracán. Suicide Room, que orbita alrededor de una sala de chat en la que se reúnen jóvenes atormentados, es una magnífica excepción. El polaco Jan Komasa reflexiona en su primer largometraje sobre internet y las redes sociales, trae recado sobre la incomunicación y el aislamiento en que nos sumen y en cierto modo lamenta estos tiempos de deshumanización patrocinados por Steve Jobs, aunque no da nombres porque lo que le interesan son las razones. Para explicarnos la existencia paralela del protagonista, la película alterna la imagen real con una animación poligonal que en principio diríamos de pésimo gusto, pero que puesta en escena resulta una sorpresainesperada. Es en el uso de esas imágenes donde el proyecto abrocha toda su intensidad y se eleva como pieza no sólo para el recuerdo, sino definitivamente inolvidable. rubén lardín

 

Patrocinador Oficial
Media Partner
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones
Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar