Acceso a Mi Festival Desconectar
tve Gas Natural Fenosa movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 65 Edición 2017  > Diario del Festival > LO IMPORTANTE DE VIVIR PERVIVE EN EL DESIERTO
LO IMPORTANTE DE VIVIR PERVIVE EN EL DESIERTO
LA NOVIA DEL DESIERTO
Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Una conversación en un coche fue el desencadenante que convirtió La novia del desierto en una realidad. Precisamente en un vehículo es donde transcurre parte del largo de Cecilia Atán y Valeria Pivato; un film escrito a cuatro manos, mezcla de road movie y western, que cuenta la historia de Teresa y Gringo, dos personas que pertenecen a dos mundos dispares.

Teresa, protagonizada por Paulina García, inicia un viaje por el desierto en contra de su voluntad para recuperar la bolsa de viaje que olvidó en una furgoneta de un mercadillo. Para encontrarla, necesitará la ayuda del entrañable Gringo (Claudio Rissi), conductor de la furgoneta, que la llevará a aquellos lugares donde podría estar. Teresa se mostrará inquieta durante el trayecto: la esperan en una nueva casa donde servirá a una nueva familia. Pero pasa el tiempo y el motivo del viaje se desvanece. La relación entre el campechano Gringo y la tímida Teresa que, poco a poco, va mostrándose tal y como es, se vuelve más cercana y aquél bolso que inicia el viaje se convierte en un símbolo de su pasado del que se tiene que despojar para forjar su futuro. La hospitalidad y servidumbre de Gringo desconciertan a Teresa, que pasa de servir a ser servida, un factor clave para entender la profundidad del mensaje que quieren transmitir las directoras: “Teresa encuentra en los personajes que van cruzándose en su camino los oasis que necesita para llenarse de vida” nos cuentan.

El rodaje de la película, llevado a cabo con dos directoras, podría haber sido difícil de cuadrar. “Lo lógico hubiera sido optar por la opción clásica: una dirige a actores y otra se centra en los encuadres” añade Valeria. No obstante, la dirección fue tan rodada que Paulina García confiesa que “sentía que eran la misma persona”. Es probable que este sea uno de los motivos por los cuáles pronto nos deleitarán con otra película dirigida por ambas.

MARÍA ARANDA

Cecilia Atán y Valeria Pivato, directoras de La novia del desierto.
Cecilia Atán y Valeria Pivato, directoras de La novia del desierto.

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar