tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 66 Edición 2018  > Diario del Festival > El gran escenario del mundo
Diario del Festival » Muriel Box
El gran escenario del mundo
The Lost People
Viernes, 21 de septiembre de 2018

Si el teatro es el gran escenario del mundo, ¿qué mejor lugar que una gran sala teatral en Berlín tras el fin de la segunda guerra mundial para hablar de la diferencia y de la reconciliación, de la reintegración y la superación entre quienes durante tantos años estuvieron derrotados? La idea es excelente: situar en un teatro a un grupo heterogéneo de refugiados de diversas nacionalidades que han huido del Tercer Reich o han estado recluidos en campos de concentración durante la contienda, controlados y vigilados ahora por soldados británicos a la espera de su repatriación. Hay hombres y mujeres yugoslavos, griegos, polacos, rusos, checoslovacos y franceses. Hay heridas y tensión, divergencias y odio al otro aunque todos hayan sido humillados por el nazismo. The Lost People (1949) es una película sobre la diferencia y de qué manera pueden superarse los traumas de una guerra que galvanizó a medio mundo abriendo, aún más, la disconformidad entre pueblos.

El film lo empezó a dirigir Bernard Knowles, para quien Muriel y Sydney Box habían escrito El hijo del pirata y Easy Money. Debido a distintos problemas, Muriel tuvo que incorporarse sobre la marcha escribiendo y dirigiendo escenas adicionales. Supuso su debut tras la cámara y, según varias informaciones, llegó a completar el sesenta por ciento del metraje definitivo. Muriel tenía en el plató una moviola en la que verificaba cada día el material ya filmado por Knowles y así unificaba visualmente lo que ella se disponía a rodar. Un trabajo a conciencia.

Protagonizada por Mai Zetterling y Richard Attenborough, la película está hablada toda en inglés. Como se nos dice en los créditos iniciales, prefirieron sacrificar el verismo de las muchas lenguas y acentos para facilitar la comprensión del espectador. Pese a ello, The Lost People posee un considerable poso de verdad. Y eso que está filmada en un teatro, decorado convertido en acto reflejo de la representación: la película parece por momentos una función, con parte de los personajes en el patio de butacas y palcos y la otra parte encima del escenario. Teatro y realidad se confunden a través del punto de vista de una cámara de cine.

Quim Casas

 

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar