Patrocinador
Oficial
Media
Partner

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 69 Edición 2021  > Diario del Festival > La reinvención de un restaurante tras la pandemia
Diario del Festival » Culinary Zinema
La reinvención de un restaurante tras la pandemia
REINVENTIG MIRAZUR
Martes, 21 de septiembre de 2021

Reinventig Mirazur, el film que se estrena hoy en Culinary Zinema, comienza con unas escenas del chef Mauro Colagreco en Japón. Dichas escenas fueron grabadas por los directores Vérane Frediani y Franck Ribière en diciembre de 2019 antes de decidir que iban a realizar una película sobre él.

Durante el viaje “el feeling fue tan bueno” que los tres decidieron grabar juntos un trabajo más largo. A Frediani y Ribière había dos aspectos que les interesaban de la figura de Colagreco: “que acababa de ser nombrado mejor chef del mundo por The World’s 50 Best Restaurant y que se trataba de un cocinero argentino que trabajaba en Francia”.

Sin embargo, inmediatamente después de esa decisión llegó la pandemia y, tanto los realizadores como el cocinero, tuvieron que reinventarse: unos para hacer la película y Colagreco para sacar adelante su restaurante. Finalmente, los tres decidieron grabar un documental que reflejara el resurgimiento del Mirazur, el restaurante de Colagreco en Menton, Francia, tras el confinamiento.

“En ese momento Colagreco se hacía muchas preguntas a sí mismo sobre el futuro de una gastronomía, sobre el sentido que tenía hacer alta gastronomía en un mundo que se desmoronaba. Tener la oportunidad de reflejar todo eso en un documental nos pareció muy enriquecedor”, cuentan los realizadores.

Para ello, Frediani y Ribière tuvieron que grabar durante muchos meses, todos los que se alargó la interminable pandemia. Sin embargo, eso no supuso un problema para ninguno de los dos: “Nos gusta filmar juntos, nos gusta la buena comida… ¿Qué más se puede pedir?”

Los cineastas reconocen que al principio a Colagreco le costó adaptarse a las cámaras pero, “como solo estábamos los dos y estuvimos tanto tiempo filmando”, finalmente lograron que el chef se olvidara de su presencia. “Éramos prácticamente como una parte más del equipo de cocina”, aseguran Frediani y Ribière.

Aunque Frediani y Ribière practicamente acaban de aterrizar en San Sebastián, reconocen estar deseando volver una tercera vez con uno de sus próximos proyectos de gastronomía. Sí, los cineastas ya habían participado previamente en la Sección Culinary Zinema con la película (S)teak Revolution. “Nos encanta la sección porque nos encanta comer”.

En esta ocasión, en la cena temática que se celebra tras la proyección de las películas de Culinary Zinema, disfrutarán con un menú elaborado a cuatro manos por Paulo Airaudo e Ignacio Echapresto y que contará con la aportación de la responsable de la huerta del Basque Culinary Center, Leire Echaide.


Iker Bergara

 
El chef Mauro Colagreco junto a Vérane Frediani y Franck Ribière.
El chef Mauro Colagreco junto a Vérane Frediani y Franck Ribière.

Patrocinador Oficial
Media Partner
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones
Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar